miércoles, 3 de junio de 2015

vivacBTT/ Sierra de Segura. Molinicos- Siles /circular

mountainBIKE carregat OVERnight WEEKend
MOLINICOS- SILES /circular
#la nuez y la calabaza#
Como caída del cielo una nuez, quizá una calabaza de película, se ha posado en el zaguán de mi castillo. Diminuto planeta que expande su brillo en mi mano dispuesto a mostrarme el camino a la felicidad. Extraños seres salidos de ella, acomodo mi rodar al suyo, y cargados de justo lo necesario partimos por caminos y sendas desconocidas hacia mundos jamás soñados.
La feliz hueste rueda poderosa bajo el justiciero sol que bien en lo alto marca la traza de nuestro destino. Como si a algún sitio fuésemos van cayendo las distancias, avanzando por exuberantes paisajes. Bellos pueblos rebosantes de agua y sombra, y al alejarnos, pegados al poderoso río de cristalinas aguas, baño, comida y siesta, la hispánica figura. 


De nuevo al lío, el río tan largo como el día. Venga arriba, venga arriba. Ya el sol caído buscamos cobijo bajo el techo del antiguo lavadero a las afueras de una pequeña aldea en las faldas del temible Paso de Gontar..., o Gondor..., o Windflow... /La épica aventura necesitada de nombres de leyenda/
 
´Los Teleñecos¨ divierten a la tropa, antes del diluvio...
Cuando se desata la tormenta ya dentro de los sacos, alucinados ante el estruendoso espectáculo, da igual los ojos abiertos o cerrados... Tan grandes y poderosos nos creemos, tan pequeños y frágiles somos, y así nos lo hace saber la Madre Naturaleza. 
Al fondo, el Puntal de la Misa /1796m./
El lavadero de Peguera del Madroño, alucinante balcón y cobijo contra la tormenta
Amanece que no es poco un nuevo día, hechizado aún por el influjo de la luna tras la tormenta. Subiendo y subiendo en la fresca mañana, y en el Puerto el premio a tanta osadía. Luego diversión a raudales por los altos lejanísimos, y la endiablada bajada al valle, donde nos espera mesa y mantel. 

El perro de Popeye
Héroes de leyenda
 


La tropa al completo

 

 
 
Navalperal
El ciego sol de la tarde derrite nuestras monturas hasta llegar a Arroyo Frío, donde nos refrescamos en sus fuentes. Retozados, encaramos el Puerto del Arenal, también de cara la negra nube cargada de agua. La hueste se rompe y el chaparrón hace que caiga la temperatura mas de 25ºC. Bajo el manto de agua, entre la densa niebla, vuelo junto al Califa en busca de la alfombra voladora al rescate de la tropa. Como si estuviésemos visualizando la que nos espera en tierras groenlandesas, o mas allá, quien sabe, al norte del norte....y mas allá.
Arroyo Frío
Siempre hay tiempo para la meditación...
Se acerca la tormenta. Al fondo, el mítico Pernales
El Pardal y su fantástico valle escondido
Hacia rutas salvajes aún después de cerrar la travesía seguimos yendo igual de travesía en travesía. La calabaza que semeja nuez, la nuez que es calabaza... Y ese brillo en nuestro interior que todo lo engrancede.
Publicar un comentario en la entrada